jueves, 11 de octubre de 2012

EL MEDALLÓN DE LA MAGIA




Título: El medallón de la magia
Autor: Mayte Esteban
Páginas: 212
Ilustrador: No tiene

Resumen:

Brianda era una bruja del siglo XVII. Tenía una hija, Estela, y la quería proteger de la Inquisición porque a ella la perseguían por tener libros prohibidos. Para proteger su casa en una colina toledana, convocó al fantasma de Alonso de Esteban que era un soldado que murió en Nápoles en 1647 en ese mismo momento y le hace un encargo. Un fraile la delató como bruja y la quemaron en un auto de fe público.

Amanda, una chica de 18 años de ahora, huérfana, recibe una carta en la que dice que ha heredado una casa en una aldea de Toledo. La hereda de una tía abuela suya que se llama Miranda. Cuando va a la casa se la encuentra destrozada y oye una voz. Esa voz es de un fantasma. Le dice que nació en Toledo en 1621 y que desde muy pequeño era escudero de Gonzalo Álvarez de la Casa. Al morir éste se fue a Madrid y allí le reclutaron para el ejército, para servir al rey Felipe IV. Es Alonso de Esteban. También le cuenta que ella es bruja y tiene que encontrar el medallón de Brianda. Le enseña un hechizo reparador para la casa, uno para traer otro guardián para la casa y otro para poder ver fantasmas. El nuevo guardián es Miguel Calle, un vendedor inmobiliario.

Amanda pasa la noche en la casa y se va después con el fantasma de Alonso a su casa. Allí se ducha y hace sin querer un hechizo que convierte a Alonso en real. Casi lo mata de un golpe y lo cura y le manda que se duche también. Le va a buscar ropa y Alonso se queda viendo la televisión fascinado. De repente aparecen unos ojos azules y dejan un amuleto. Amanda llega, ve el amuleto  y lo va a coger pero empieza a ahogarse y Alonso lo tira por "el agujero de mear".  Aparece el ex-novio de Amanda, Javier Velázquez, y Alonso le pregunta que si es primo de don Diego (Velázquez).

Se van a Toledo para que Alonso vea su ciudad natal y ven un dibujo similar al del amuleto. Vuelven a la casa de Brianda y ven que el fantasma del fraile que acusó a Brianda ha atacado a Miguel y éste se agarra al libro de hechizos y se mete sin querer en una habitación que no tiene salida. Miran un manual de la imprenta y ven otro dibujo similar al amuleto y un poema que les dice que la imprenta tiene el medallón y que ésta está en un castillo propiedad de la Iglesia.  

Viajan al pueblo segoviano y se instalan en el Zaguán, un hostal. Por la noche se cuelan en el castillo y se separan para poder encontrar el medallón. Alonso lo encuentra y cuando se lo va a decir a Amanda ve que el fraile la ha capturado. Intercambian el alma y Amanda con el cuerpo de Alonso recupera el medallón. 

Vuelve a Toledo a su casa y con el medallón puesto oye a Brianda que le dice como acabar con el fraile. Con una cucharilla de café, que anteriormente había robado Alonso en el Zaguán, logra vencerlo. El medallón es una llave para abrir la habitación de Miguel, en la que está una botella con el alma del fraile. Dicta dos hechizos: uno para devolver el alma al fraile y otro para acabar con la Inquisición.

Vuelve, al día siguiente, a Turégano a por su cuerpo y a por Alonso. Pero en la plaza se encuentra a su abuela Clara que le cuenta que conocía a su tía Fernanda, también bruja.  Vuelve a intercambiar su alma con Alonso y aparecen Brianda y Miguel como fantasmas. Hablan de que no quiere que Alonso se vaya. Al final aparecen Fernanda y Estela y convencen a Brianda para que deje a Alonso con Amanda. Averiguan que Estela es la que puso el amuleto en casa de Amanda.

OPINIÓN PERSONAL

Esta novela la he leído dos veces. La primera fue cuando se estaba escribiendo y la segunda cuando se publicó. Es una novela especial para mí porque la ha escrito mi madre y porque fui yo, cuando era pequeño, quien le iba diciendo qué quería que pasase. A veces me hacía caso y otras veces no. Es que se lo ponía difícil cuando le pedía, por ejemplo, que se llevase a los personajes de un lugar a otro que no tenían nada que ver, pero como era pequeño a mí me parecía que cualquier cosa se podría hacer en un libro.
Me ha gustado mucho, pero qué voy a decir yo.